Ley de Segunda Oportunidad y la crisis económica del Covid 19

Muchas personas van a entrar en un túnel financiero sin salida del que no van a encontrar una forma fácil de salir.

El paquete de ayudas públicas del gobierno como los créditos ICO, la prestación por cese de actividad, la moratoria de pagos en alquileres e hipotecas, etc.,

no serán suficientes para evitar la ruina inmediata de familias y autónomos ya que no serán suficientes.

Ante este clima de incertidumbre existe un escudo con el que protegerse, nos referimos a la Ley de Segunda Oportunidad,

una ley aprobada por el Gobierno en Julio de 2015 y que no es demasiado conocida actualmente.

Su objetivo según el BOE

No es otro que permitir lo que tan expresivamente describe su denominación:

“que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal,

tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas,

sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer «

Es decir, permite a una persona física acogerse a un concurso de acreedores para liquidar su deuda y poder empezar de cero,

algo que hasta entonces solo estaba permitido a las empresas. Si el juez considera que la persona reúne los requisitos, queda exonerada.

Los expertos dicen: puede ser una herramienta clave para evitar una catástrofe social

En el año 2019 se tramitaron solo 2.000 expedientes, aunque 2020 promete disparar exponencialmente esa cifra y hay mucha expectación social

La crisis del Covid19 aumentara las solicitudes para acogerse a esta ley

Hay muchas familias que viven al límite y se van a enfrentar a una infinidad deudas y embargos si no generan ingresos pronto.

Por este motivo, antes de que sea demasiado tarde, acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es una opción interesante para todas estas personas, 

según dicen los asesores de DeudaCERO, despacho de abogados especialistas en la tramitación de expedientes de la Ley de Segunda Oportunidad.

Hay muchas personas y autónomos que ahora no pueden hacer frente a sus pagos,

personas que tienen familia y ahora mismo con esta crisis no pueden hacerse cargo de ellos.

Demostrando que con los ingresos que tienes no puedes afrontar los pagos,

que no puedes vivir dignamente y que no llegas a los 5 millones de deuda, entonces, puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad

Si muestras tu buena fe, si pones todos tus activos a disposición del procedimiento y cumples los requisitos, tienes muchos números de tener éxito si estás bien asesorado.

Cuando se levante el estado de alarma, la demanda para acogerse a la ley será muy alta en los próximos meses

Al haber estado sin trabajar en estos meses, la deuda acumulada se ira haciendo más grande.

Es importante que las personas se asesoren, no siempre hay porque acogerse inmediatamente a esta Ley, pueden ir a su banco y solicitar una moratoria o una carencia, siempre hay que intentarlo todo, pero si se consigue,

la Ley de Segunda Oportunidad, puede ser una buena opción. Ya que, si actualmente no pueden pagar las deudas, posiblemente no puedan hacerlo nunca.

Desgraciadamente entrarán en un fichero de morosos y los bancos ya no le darán crédito, no podrán tener una cuenta bancaria a su nombre, porque la embargarán y entrarán en un círculo del que les será difícil salir.

De todas formas, no sabemos lo qué pasará con esta crisis, así que de momento hay que tener paciencia, esperar a ver qué pasa, sabemos que esto es pasajero y quizás podamos salir de esta crisis y recuperarnos.

Nuestro consejo es: primero negociar con los acreedores, pedir a nuestro asesor que llegue a un acuerdo de conciliación. Siempre hay tiempo de acogerse a la Ley.

DeudaCero, te asesora y te ayuda, sin compromiso, si sabes cómo, sabrás que hacer.

WhatsApp chat